Bloggermania

Críticas de Cine

Mar07162019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Tigre & Dragón

Wu hu zang long / Crouching Tiger, Hidden Dragon

¿Es posible hacer con artes marciales algo mínimamente parecido a Sentido y sensibilidad? ¿Cabe rodar combates cuerpo a cuerpo más espectaculares que los de Matrix? ¿Qué es eso del Tao? ¿Es posible adaptar al cine, sin volverse loco, la cuarta parte de una novela de cinco entregas? A éstas y a otras preguntas peliagudas da respuesta Tigre & Dragón, la última película de Ang Lee. En ella, el prestigioso cineasta taiwanés confirma la alta calidad y la sorprendente versatilidad que ya demostró en películas como El banquete de bodas, Comer, beber, amar, Sentido y sensibilidad, La tormenta de hielo o Cabalga con el diablo.

El guión se basa libremente en la novela Crouching Tiger, Hidden Dragon, cuarta parte de un popular folletín de aventuras en la China antigua, que Wang Du Lu escribió poco antes de la II Guerra Mundial. Su hilo conductor es una mítica espada que perteneció a un maestro de wuxias, singulares caballeros andantes chinos, sin lealtades fijas y de corazón libre y rebelde, que desfacían entuertos durante la época de Confucio en un mítico mundo denominado Giang Hu. Uno de estos guerreros, Li, harto ya de luchar, entrega esa espada a Yu, una experta luchadora, que la deposita a su vez en la casa del anciano Sir Te, en Pekín. Allí, Yu se hace amiga de Jen, la bella hija de un poderoso gobernador. Jen reniega de su próxima boda de compromiso, y ansía vivir aventuras como los wuxias. Al poco, la espada es robada por un ladrón enmascarado que parece ser el misterioso criminal Jade Fox, al que nadie ha visto el rostro y con el que tienen cuentas pedientes tanto Li como Yu. A partir de ahí, la trama avanza hacia una vertiginosa espiral de persecuciones y combates, en la que comienza a esbozarse una trágica historia de amores imposibles, en la que todos están implicados.

Al principio cuesta aclararse con tal cantidad de personajes y relaciones entrecruzadas. Pero, poco a poco, la trama se consolida y adopta una estructura asequible, muy cercana a la de los folletines decimonónicos de Alejandro Dumas y compañía, también en su dramático enfrentamiento entre el caballeresco espíritu de libertad y las opresivas convenciones sociales. Sin embargo, este enfrentamiento está marcado aquí por un sentido del honor y un romanticismo exacerbados, cuyo creciente fatalismo se aleja bastante de la tradición cultural occidental. Lo mismo sucede con sus constantes invocaciones a la confusa filosofía taoísta y a su escapista búsqueda de la serenidad a través de la reducción a la nada de los conflictos. De todos modos, Ang Lee acierta a universalizar estas reflexiones, subrayando su propia nostalgia hacia el género clásico de aventuras e insistiendo en el afán de superación y en la fuerza interior de los personajes. A esa fuerza latente hace referencia el título original del film, algo así como "Tigre agazapado, dragón escondido", que vendría a ser como el envés del refrán español "Perro ladrador, poco mordedor".

Esta inteligente opción permite al director taiwanés dotar de una vigorosa entidad dramática a las peleas —sin duda, lo mejor de la película—, coreografiadas magistralmente por Yuen Wo-Ping, como si de pasos de ballet se trataran. En este sentido, Tigre & Dragón ofrece numerosos duelos memorables, que superan en espectacularidad incluso a los de Matrix y con el aliciente añadido de que han sido resueltos con espectaculares efectos especiales a base de cables, más artesanales, menos efectistas y con una sugestiva resolución visual, casi abstracta. Son tan apabullantes y vertiginosas estas escenas de acción que afectan un poco al ritmo narrativo de la película, pues se desacelera muy bruscamente cuando la trama se interna por senderos melodramáticos, marcados por un tempo contemplativo muchísimo más lento —al estilo del cine intimista de Yimou o Kaige— y por una sensualidad algo empalagosa en comparación con la directa fisicidad de los combates.

Estas rupturas de ritmo y tono debilitan también las interpretaciones, a ratos quizá demasiado declamativas para el paladar occidental. Sin embargo, este defecto se atempera casi por completo gracias a las poderosísimas presencias físicas de los tres actores protagonistas. Chow Yun Fat y Michelle Yeoh demuestran por qué son los dos actores más populares de toda Asia; y la jovencísima Zhang Ziyi confirma que su fascinante interpretación en El camino a casa fue algo más que una buena dirección de actores por parte de Zhang Yimou. Todo esto se enriquece con un excelente trabajo de ambientación, una sensacional banda sonora de Tan Dun —clásica y moderna, oriental y occidental a la vez — y con la preciosa fotografía de Peter Pau, que retrata con gran riqueza de matices dramáticos los bellos parajes naturales de China donde se ha rodado la película. De modo que, a pesar de sus defectos, queda una película fascinante, que eleva el género de artes marciales a cotas artísticas insospechadas. J.J.M.

Director: Ang Lee. Intérpretes: Chow Yun Fat (Lee Mu Bai), Michelle Yeoh (Shu Lienj), Zhang Ziyi (Jiao Long Yo Jen), Chang Chen (Xiao Hu Luo Lo), Lung Sihung (Sir Te), Cheng Pei Pei (Jade Fox). País: China-Taiwán. Año: 2000. Producción: Bill Kong, Hsu Lee Kong y Ang Lee para Columbia de Asia, Sony Pictures Classics, China Film Co-Productions, United China Vision. Presentada por: Lauren Films. Argumento: Basado en la novela Crouching Tiger, Hidden Dragon de Wuang Du Lu. Guión: Wang Hui Ling, James Schamus y Tsai Kuo Jung. Música: Tan Dun. B.S.O.: Sony Music. Fotografía: Peter Pau. Dirección artística: Jian-Quo Wuang y Bin Ziao. Montaje: Tim Squyres. Estreno en Madrid: 23-II-01. Distribuidora cine: Lauren Films. Distribuidora vídeo: Lauren Films. Duración: 119 minutos. Género: Drama de acción. Premios principales: Premios 2000 a la mejor película, música, diseño de producción y fotografía de Los Angeles Film Critics. Premio 2000 a la mejor fotografía del New York Film Critics Circle. Premios 2000 a la mejor película en habla no inglesa de la National Board of Review of Motion Picture. Globos de Oro 2000 a la mejor película en habla no inglesa y director, y candidatura a la mejor música original. Premio BAFTA 2000 a la mejor película en lengua no inglesa. Oscars 2000 a la mejor película en habla no inglesa, dirección artística y banda sonora original, y candidaturas a mejor película, director, guión adaptado, fotografía, montaje, diseño de vestuario, y canción. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V S.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información