Bloggermania

Críticas de Cine

Dom11172019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Un testigo en silencio

Silent Fall

El doctor Jake Reiner decide volver al ejercicio de la psiquiatría infantil —un caso desgraciado le hizo abandonar tiempo atrás— para tratar a Tim, un niño autista, único testigo del sangriento asesinato de sus padres. La hermana del pequeño —Liv Tyler, en su primer papel para el cine— trata de protegerlo del atosigamiento de la policía, a la vez que desconfía de las terapias del psiquiatra.

El director australiano Bruce Beresford saboreó las mieles del éxito en 1990 gracias a Paseando a Miss Daisy. A partir de ahí sus trabajos han sido más irregulares. Es el caso de Un testigo en silencio, un film sugestivo, con momentos intensos, pero que no se acaba de redondear, y cuyo final sorpresa no lo es tanto. El guión de Akiva Goldsman (El cliente, Batman forever) presenta a todas luces cierto desequilibrio. Destaca la interpretación de unos actores competentes, con especial mención para Richard Dreyfuss y el niño Ben Faulkner. J.M.A.

Director: Bruce Beresford. Intérpretes: Linda Hamilton (Karen Reiner), Richard Dreyfuss (Jake Reiner), John Lithgow (Dr. Rene Harlinger), J.T. Walsh (Sheriff Mitch Rivers), Liv Tyler (Sylvie Warden), Ben Faulkner (Tim Warden). País: Estados Unidos. Año: 1995. Producción: James G. Robinson, para Morgan Creek. Presentada por: James G. Robinson. Guión: Akiva Goldsman. Música: Stewart Copeland. B.S.O.: Morgan Creek Records. Fotografía: Peter James. Dirección artística: John Stoddart. Montaje: Ian Crafford. Estreno en Madrid: 8-III-96 (Albufera, Colombia, Liceo, Paz, Plaza Aluche, Rialto). Distribuidora cine: Líder. Distribuidora vídeo: Warner. Duración: 97 minutos. Género: Thriller. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V S D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información