Bloggermania

Críticas de Cine

Sáb12142019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Volando libre

Fly Away Home

Nueva propuesta original e interesante de cine familiar, basada en datos y experiencias reales. Amy (Anna Paquin), una niña a las puertas de la adolescencia, pierde a su madre en un accidente de tráfico en Nueva Zelanda. Esto la obliga a ir a Canadá con su padre, un bohemio escultor apasionado por los ultraligeros, del que Amy y su madre se separaron hace años. Las relaciones entre los dos son muy tensas, pues la niña intenta acallar su dolor encerrándose en sí misma. Pero un día, Amy salva de la destrucción una veintena de huevos de gansos salvajes. Los cuida y, cuando nacen, los gansos toman a Amy por su madre. La crianza de los gansos renovará la alegría de vivir de la niña e iniciará la reconciliación con su padre. Sobre todo cuando Amy deba enseñar a los gansos a volar y a realizar su migración invernal. El viaje en ultraligeros de Amy y su padre, desde Canadá hasta Carolina del Norte, con la bandada de gansos a popa, se convertirá en una apasionante aventura que despertará el interés de la opinión pública y también los recelos de poderosas empresas con intereses económicos en los pantanos donde anidan los gansos.

El primer aliciente de la película es su guión, que conjuga muy bien la aventura ecológica con los fuertes elementos melodramáticos. En este sentido, y aunque no tiene una plena nitidez moral, la película ofrece una visión muy positiva de las relaciones padres-hijos y, por extensión, de la unidad familiar, para cuya consecución se presentan como esenciales el reconocimiento de las culpas pasadas y el esfuerzo mutuo. Menos entidad tiene la leve referencia espiritual —en la línea casi panteísta de cierta religiosidad New Age— al destino celestial de la madre de Amy.

El segundo aliciente lo constituye la vibrante puesta en escena de Carroll Ballard (El corcel negro, Los lobos no lloran o La fuerza del viento), quizá el cineasta que mejor ha sabido retratar las relaciones entre los hombres y la naturaleza. Aunque a veces cae en un excesivo esteticismo, que ralentiza en exceso la acción, Ballard logra captar la grandeza del entorno natural y dotar de un apabullante aliento épico al singular viaje en ultraligeros. En este punto, es decisiva la aportación de la magnífica fotografía de Caleb Deschanel y de la preciosa partitura de Mark Isham, muy sugerentes también en las secuencias intimistas.

El último elogio lo merece el reparto. Anna Paquin, que ganó en 1993, con siete años, el Oscar a la mejor actriz por su trabajo en El piano, vuelve a ofrecer aquí todo un recital interpretativo. No le anda a la zaga Jeff Daniels, un actor camaleónico que quizá pueda con este papel desembarazarse del encasillamiento que ha sufrido en los últimos años en el género cómico de bajo nivel. J.J.M.

Director: Carroll Ballard. Intérpretes: Anna Paquin (Amy), Jeff Daniels (Thomas Alden), Dana Delany (Susan Barnes), Terry Kinney (David), Holter Graham (Barry Strickland), Jeremy Ratchford (Jeremy). País: Estados Unidos. Año: 1996. Producción: John Veitch y Carol Baum, para Sandollar Films. Presentada por: Columbia Pictures. Argumento: Basado en la autobiografía de Bill Lishman y en otras historias reales. Guión: Robert Rodat y Vince McKewin. Editorial: Plaza & Janés: novelización del guión, escrita por Patricia Hermes. Música: Mark Isham. Fotografía: Caleb Deschanel. Dirección artística: Seamus Flannery. Montaje: Nicholas C. Smith. Estreno en Madrid: 7-II-97. Distribuidora cine: Columbia TriStar. Distribuidora vídeo: Columbia TriStar. Duración: 96 minutos. Género: Aventuras ecológicas. Premios principales: Nominación al Oscar 1996 a la mejor fotografía. Público apropiado: Todos. Contenidos específicos: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información