Bloggermania

Críticas de Cine

Vie07102020

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

You Can Count on Me (Puedes contar conmigo)

You Can Count on Me

Esta película narra unos días en la vida de Sammy (Laura Linney) y de su hermano Terry (Mark Ruffalo), de lo mucho que se quieren a pesar de sus numerosos e innegables defectos, de cómo hacen todo lo que pueden por ayudarse, aunque a veces la manifiesta buena voluntad resulte ser una metedura de pata. Sammy y Terry quedaron huérfanos a temprana edad. Ahora Sammy es una mujer joven, divorciada, con un hijo de ocho años muy protegido. Es la directora de préstamos del banco local, y lleva una vida rutinaria en un tranquilo y ordenado pueblo. La historia comienza con la noticia de la próxima aparición de Terry. Sammy exulta ante la llegada de su hermano, prepara la casa, prepara a su hijo Rudy para que conozca a su tío… El encuentro será decepcionante: Terry no ha cambiado, es un inadaptado, pendenciero, incapaz de asentarse en un lugar, de conservar un empleo, y sólo ha venido para pedirle dinero a su hermana, y marcharse. Pero se queda unos días que serán enriquecedores y frustrantes para los tres. Al final, cuando se despiden, veremos cuán profundo es su amor, cuánto valen como personas y que, a pesar de que no han arreglado prácticamente nada, algo han mejorado.

You Can Count on Me es la primera película del autor dramático y guionista Kenneth Lonergan, y pocas veces una opera prima promete tanto: tal vez un nuevo David Mamet, como ha señalado el jurado del Festival de Sundance al otorgarle los premios a la mejor película y guión. Se trata de una historia sencilla, casi inexistente según los cánones tradicionales, pero con un hondo calado que rebosa verdad y llega al público, como las grandes películas sociales europeas, aunque You Can Count on Me no sea cine social propiamente dicho, sino una historia profunda, conmovedoramente humana.

Pocas veces ha logrado una cámara mostrar unos afectos tan complejos y tan sinceros. Sammy se preocupa por su hermano, le presta el dinero que necesita, le pregunta si ha perdido la fe, habla con el sacerdote —viven en una pequeña comunidad presbiteriana— y le prepara un encuentro con éste que constituye una de las escenas más atrevidas y logradas de la película. Por su parte, Terry dice a su hermana unas cuantas verdades que ella necesita saber. Las frases justas, los gestos precisos, lo que no se llega a decir… El mérito hay que repartirlo por igual entre la perfección del guión y la magnífica interpretación de Laura Linney —la esposa de Jim Carrey en El Show de Truman— y Mark Ruffalo. De hecho, Lonergan, que ha rodado un prólogo modélico de sobriedad y buen hacer cinematográfico, no presta casi ningún apoyo visual a la labor de sus actores.

En definitiva, You Can Count on Me es una bocanada de aire fresco en el cine contemporáneo, una historia bella, abierta a la esperanza, que trata con hondura y seriedad temas de gran calado, huyendo de los lugares comunes y de las soluciones fáciles. Película, pues, sorprendente, no apta para los que sólo buscan acción y risas fáciles, pero que podrán apreciar todos aquellos que tienen sensibilidad para las cosas grandes y bellas. F.G.-D.

Director: Kenneth Lonergan. Intérpretes: Laura Linney (Sammy), Mark Ruffalo (Terry), Matthew Broderick (Brian), Jon Tenney (Bob), Rory Culkin (Rudy). País: Estados Unidos. Año: 2000. Producción: John N Hart, Jeffrey Sharp, Larry Meistrich y Barbara De Fina, para Shooting Gallery en asociación con Cappa Productions. Presentada por: Paramount Classics. Guión: Kenneth Lonergan. Música: Lesley Barber. Fotografía: Stephen Kazmierski. Dirección artística: Michael Shaw. Montaje: Anne McCabe. Estreno en Madrid: 27-VII-2001. Distribuidora cine: Lola Films. Duración: 111 minutos. Género: Drama. Premios principales: Premios a la mejor película y al mejor guión en el festival de Sundance 2001. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: V S D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información