Bloggermania

Críticas de Cine

Mié04242019

Last updateMié, 24 Abr 2019 2am

Hero

Ying Xiong

Hace muchos años China estaba dividida en siete reinos rivales. La unificación del país la realizó el rey Quin a sangre y fuego. Los reinos vecinos utilizaron todos los medios a su alcance para frenarlo, incluido el recurso a asesinos profesionales. En 1998, el cineasta Chen Kaige (Adiós a mi concubina) realizó una gran película sobre este mismo tema (El emperador y el asesino). Ahora, el polifacético Zhang Yimou (Sorgo rojo, Vivir, Ni uno menos, Happy Times) ha elegido esta historia para realizar su wuxia (película de artes marciales) —algo obligado para todo director chino— y, al mismo tiempo, meditar sobre la esencia del heroismo.

Al contrario que Chen Kaige, Yimou ha decidido evitar el realismo y ha rodado una fantasía al estilo de Los guerreros Zu. Los asesinos que amenazan al emperador son grandes guerreros dotados de facultades extraordinarias de las que hacen gala en una serie de cuadros de singular belleza en la que se combinan la coreografía, la banda sonora, el vestuario y la fotografía. Pero el alarde de artes marciales en ningún momento oculta el núcleo de la historia, bella, sencilla y simple como un ideograma. Sin Nombre (Jet Li) es el temible guerrero que ha derrotado a Espada Rota (Tony Leung), Espada Voladora (Maggie Cheung) y Cielo (Donnie Yen), los tres asesinos que amenazaban al emperador. Parte de la recompensa consiste en beber y contar su hazaña directamente al soberano, sin que les separen más de diez pasos. El relato de Sin Nombre combinará verdades y mentiras, alternará puntos de vista jugando con los colores, hablará de amor, de devoción, de sacrificio y revelará el sentido del heroismo.

Cabe destacar en esta película —la más cara del cine chino— el número y calidad de talentos que se han dado cita. Además del director y del productor Bill Kong (Tigre y Dragón), sobresalen el director de fotografía Christopher Doyle (Deseando amar, de Wong Kar-Wai), Emi Wada —que ganó un Oscar por el diseño de vestuario de Ran, de Akira Kurosawa—, el músico Tan Dun... Por no mencionar a los responsables de los decorados, de las escenas de acción y de los efectos visuales, estos últimos con el recurso a los cables en lugar de a efectos informáticos a lo Matrix. En cuanto al reparto, reúne en los papeles estelares ala pareja protagonista de Deseando amar (Tony Leung y Maggie Cheung), a los luchadores Jet Li y Donnie Yen, a la joven Zhang Ziyi (El camino a casa) y al veterano Chen Daoming.

Visualmente, Hero es una de las películas más bellas de los últimos años. Cuenta con algún toque teatral, como el arranque, que recuerda el inicio de la ópera Turandot, rodada por el propio Yimou hace unos años en la Ciudad Prohibida de Pekín. En este sentido, los encuadres, la disposición de las tropas, las ropas, los colores son artificiosos; pero, como en aquel gran espectáculo, están diseñados para mostrar la verdad del hombre y, en ningún momento, la historia y los personajes suenan a falso, aunque la frontera entre lo gigantesco y fastuoso y lo personal y mínimo se cruce con frecuencia en ambas direcciones. F.G.-D.

Director: Zhang Yimou. Intérpretes: Jet Li (Sin nombre), Tony Leung (Espada rota), Maggie Cheung (Espada voladora), Donnie Yen (Cielo), Zhang Ziyi (Luna). País: China. Año: 2003. Producción: Bill Kong, Zhang Yimou. Guión: Li Feng, Zhang Yimou, Wang Bin. Música: Tan Dun. Fotografía: Christopher Doyle. Dirección artística: Huo Ting Xiao, Yi Zhen Zhou. Montaje: Zhai Ru, Angie Lam. Estreno en Madrid: 14-XI-03. Distribuidora de cine, vídeo y DVD: Columbia. Duración: 120 minutos. Género: Fantástico. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: V.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información