Bloggermania

Críticas de Cine

Lun09232019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Historia de una gaviota (y del gato que le enseñó a volar)

La gabbianella e il gatto

Italia no había aportado a la animación casi nada relevante desde los años 60 y 70, cuando Bruno Bozzeto, Emmanuel Luzzati y compañía renovaron el género con sus atrevidos personajes —como el ínclito Signor Rossi— y sus satíricas historietas. Ahora, un nuevo animador italiano ha vuelto a despertar el interés del público y de la crítica: Enzo d’Alò, creador con Maria Fares de los estudios La Lanterna Magica, que preparan actualmente una adaptación de Momo, de Michael Ende, la más ambiciosa producción europea de dibujos animados. En estos estudios han visto la luz varios cortos de calidad y dos largometrajes dirigidos por d’Alò que han gozado de un notable éxito en su país: La flecha azul (1992) y esta Historia de una gaviota (y del gato que le enseñó a volar), que amortizó en las salas italianas los 1.000 millones de pesetas que costó, vendiendo después más de un millón de copias de su versión en vídeo. Se trata de la adaptación de la popular novela infantil del chileno afincado en Gijón Luis Sepúlveda, una bella parábola que, a partir de un poema de Bernardo Atxaga, hace una encendida apología de la tolerancia, la ecología, la solidaridad, la amistad y el valor de la literatura.

El guión entrecruza dos tramas, ambas desarrolladas en el puerto de Hamburgo. Por un lado, están las conversaciones que mantiene un poeta con su hija, una niña fantasiosa que le ayuda a encontrar palabras, expresiones y argumentos. Y, por otro, están las andanzas de un sufrido gato llamado Zorbas. Poco antes de morir, envenenada por una mancha de petroleo, la joven gaviota Kenga confió su huevo a Zorbas y le obligó a hacer tres promesas: no comerse el huevo, cuidar de él hasta que naciera el polluelo y enseñar a éste a volar. Así, Zorbas mimará a la pequeña gaviota Gabi y la instruirá con la ayuda de diversos gatos callejeros, en lucha permanente contra una cruel horda de ratas de alcantarilla que quieren hacerse con el control de la ciudad.

D’Alò recrea el bonito y poético argumento integrando muy bien el trabajo de Walter Cazzuti (diseño de personajes), Michel Fuzellier (diseños de fondos y decorados) y Silvio Pautasso (director de animación). Logra así una estilizada animación limitada, de sugestiva resolución visual, sobre todo en las escenas oníricas. En estas se aprecia la influencia de Bruno Bozzeto y de diversos animadores experimentales. Por lo demás, los diseños de personajes son bastante originales, salvo en el caso quizá de las ratas, que recuerdan bastante a las que creó Don Bluth en su obra maestra Nimh, el mundo secreto de la Sra. Brisby.

Ciertamente, a la planificación le falta un punto de vigor en algún pasaje clave; y, aunque son bastante vistosos, algunos efectos digitales —como los de la grúa del puerto— no están bien integrados en la animación en 2D. En cualquier caso, son defectos menores de una película infantil muy imaginativa, que completa su oferta con la sugerente partitura y las suaves canciones de David Rhodes, colaborador habitual de Peter Gabriel. J.J.M.

Director: Enzo d’Alo. Dibujos animados. País: Italia. Año: 1998. Producción: Vittorio y Rita Cecci Gori para Cecci Gori Group con la colaboración de Duque Film. Argumento: Basado en la novela infantil homónima de Luis Sepúlveda. Editorial: Tusquets y Seix Barral. Guión: Enzo d’Alo y Umberto Marino. Música: David Rhodes. Edición musical: Real World Music. Dirección de producción: Monica Rosselli. Montaje: Rita Rossi. Diseño de personajes: Walter Cazzuti. Diseño de ambientación: Michel Fuzellier. Director de animación: Silvio Pautasso. Estreno en Madrid: 7-VII-00. Distribuidora cine: Planeta 2010/UIP. Distribuidora vídeo: Paramount. Duración: 72 minutos. Género: Aventuras. Temas de cinefórum: Tolerancia. Integración racial. Ecología. Solidaridad. Amistad. Literatura. Infancia. Relaciones padres-hijos. Público adecuado: Todos. Contenidos especiales: —.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información