Bloggermania

Críticas de Cine

Mar10152019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Notting Hill

Notting Hill

Desde que algún genio decidiera mezclar en la coctelera de la pantalla amor y humor, la comedia romántica ha sido un género cinematográfico muy frecuentado, paritorio de grandes clásicos. Notting Hill no vuela a la altura de obras maestras como Historias de Filadelfia, Sabrina o Vacaciones en Roma, pero sí atesora entre sus imágenes momentos más que estimables.

El argumento se reduce al viejo esquema chico conoce chica, en este caso famosa. William Thacker (Hugh Grant) es un librero de Notting Hill, un bohemio barrio de Londres. Un día entra en su establecimiento Anna, la más rutilante y glamurosa estrella de Hollywood, Anna Scott (Julia Roberts). El sueño se hace realidad y el aburrido librero contará con un empujón del azar para ver instalada en su casa a la chica imposible. La narración no se sale de los márgenes de lo previsible pero nos deja por el medio momentos mágicos (como el paseo nocturno por un jardín londinense) y divertidas situaciones (a destacar la secuencia donde Grant se hace pasar por un redactor de una revista de caballos y perros).

Hugh Grant y Julia Roberts muestran lo mejor de su talento interpretativo. En el ambiente flotan sus trabajos en otras comedias nupciales, subgénero de la comedia romántica, como Cuatro bodas y un funeral o La boda de mi mejor amigo. Entre lo mejor del filme, el repertorio de secundarios, interpretados por brillantes y casi desconocidos actores británicos. Personajes como Spike (Rhys Ifans), el extravagante compañero de piso de William, o Bella, una espléndida Gina Mc Kee, que aporta el toque dramático, enriquecen el conjunto. El barrio de Notting Hill no se presenta solo como el escenario donde transcurren las peripecias del infortunado protagonista, también se convierte en un personaje más con su propia respiración; algo que puede comprobarse en la magnífica secuencia donde pasa el tiempo, cambian las estaciones y el barrio es siempre la sombra del librero protagonista. Tan diversos elementos se combinan sabiamente por el director, el británico Roger Michell.

Sin embargo, el guión, firmado por Richard Curtis, no esconde altibajos. La indefinición del personaje de Julia Roberts o un final muy forzado lastran una película interesante. La narración se desarrolla desde el punto de vista de William, lo que facilita el proceso de identificación con el espectador. Quizá mañana llame Julia Roberts a su puerta. A.G.P.

Director: Roger Michell. Intérpretes: Julia Roberts, Hugh Grant, Hugh Bonneville, James Dreyfus, Rhys Ifans, Gina McKee y Tim McInnery. País: Reino Unido. Año: 1999. Producción: PolyGram Filmed Entertainment. Distribución: Universal. Guión: Richard Curtis. Fotografía: Michael Coulter. Música: Trevor Jones. Fecha de estreno en España: 16.VII.99. Duración: 124 minutos. Género: Comedia romántica. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: SDF.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información