Bloggermania

Críticas de Cine

Lun08102020

Last updateLun, 03 Ago 2020 12pm

Persiguiendo a Betty

Nurse Betty

Betty es una camarera toda bondad que, para sobrellevar una existencia mediocre, se agarra a la tabla de salvación de un culebrón televisivo de médicos y hospitales. Ante un esposo perfectamente inútil y metido en negocios sucios, Betty se evade, y fantasea con su deseo nunca cumplido de convertirse en enfermera y con el amor platónico que le inspira el protagonista de la telecomedia Cirujano del corazón.

A primera vista, la trama parece tontorrona; pero en Cannes la película obtuvo el premio al mejor guión. Por algo será. Y ese algo es que la historia pega un giro insospechado cuando un par de matones —fantásticos Morgan Freeman y Chris Rock, asesinos filósofos al estilo de los tipos que desfilan en Pulp Fiction o Fargo— asesinan al marido de Betty por un feo asunto de drogas. Ella, testigo del crimen, sufre un shock que le lleva a creer que los personajes de su culebrón favorito existen en la vida real. Y parte en busca de su adorado doctor, con el deseo de ser su enfermera favorita.

Las risas están servidas. Una trama original, con ritmo impecable y diálogos bien construidos, consigue meterse al espectador en el bolsillo. Hay muchas y brillantes escenas que se apoyan en el disparate: valga como precioso botón de muestra la del esperado encuentro en una fiesta entre Betty y el actor-cirujano, que funciona como un perfecto mecanismo de relojería. Neil LaBute tiene en esta ocasión guión ajeno, lo que no sucedía en En compañía de hombres y Amigos y vecinos, películas cuidadas y críticas con determinadas actitudes de la sociedad moderna, pero deprimentes en exceso. En Persiguiendo a Betty también lanza sus diatribas; pero mantiene un tono paródico y simpático, que ofrece un montón de sorpresas al jugar con la auténtica realidad y lo que uno imagina que es real.

Es obligado mencionar el trabajo de Renée Zellweger. Las sorpresas del guión van de la mano de su maravilloso personaje, fuerte y frágil a la vez. J.M.A.

Director: Neil LaBute. Intérpretes: Renée Zellweger (Betty), Morgan Freeman (Charlie), Greg Kinnear (George), Chris Rock (Wesley), Aaron Eckhart (Del), Tia Texada (Rosa), Crispin Glover (Roy), Philip Steuer (Productor ejecutivo), Pruitt Taylor (Sheriff local). País: Estados Unidos. Año: 2000. Producción: Gail Mutrux y Steve Golin para Propaganda Films, AB’-Strakt e IMF. Presentada por: Gramercy Pictures en asociación con Pacifica Film Distribution. Argumento: John C. Richards. Guión: John C. Richards y James Flamberg. Música: Rolfe Kent. Fotografía: Jean Yves Escoffier. Dirección artística: Charles Breen. Montaje: Joel Plotch y Steven Weisberg. Estreno en Madrid: 1-XII-00. Distribuidora cine: TriPictures. Distribuidora vídeo: TriPictures. Duración: 100 minutos. Género: Comedia. Temas de cinefórum: Adicción televisiva. Sueños y realidad. Feminismo. Horizontes vitales. Cultura de la violencia. Tráfico de drogas. Sentido del dolor. Premios principales: Premio al mejor guión en el Festival de Cannes 2000. Globo de Oro 2000 a la mejor actriz de comedia (Renée Zellweger). Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V+ D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información