Bloggermania

Críticas de Cine

Mar09242019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

¡Por fin solos!

¡Por fin solos!

Cabe incluir este producto dentro de la conocida calificación de españolada. La idea de los guionistas no es mala, y tampoco el guión, a pesar de que, como con calzador, metan el falso por supuesto de una desatada libertad sexual, fomentada hasta por los mismos padres; como es por supuesto, no se ve, pero ahí queda la idea.

Dos hijos y dos hijas, ya mayores, siguen viviendo egoístamente en casa de sus padres y, en buena parte, de ellos; el argumento mostrará las peripecias –algunas graciosas– por las que tienen que pasar hasta que los dos puedan decir: ¡Por fin solos! El director da el tono de españolada, es decir, de cosa agarbanzada y gruesa, que tanto público aplaude...; y lo da también Alfredo Landa, que hace con desmesura de Alfredo Landa. Mérito grande el de María José Alfonso que, sin texto apenas, lleva adelante su papel coprotagonista. Larrañaga-Merlo consiguen dar un cierto aire de más categoría, pero son como balseros en la inmensidad de este océano ibérico. P.A.U.

Director: Antonio del Real. Intérpretes: Alfredo Landa (Arturo), María José Alfonso (Elena), Amparo Larrañaga (Vera), Ayanta Barilli (Sara), Juan José Artero (Teddy), Tomás Martín (Nico), Juan Luis Galiardo (Héctor). País: España. Año: 1994. Producción: Antonio Cardenal, para Origen PC y Próarsa. Argumento: Una idea original de Lucía Gabriel. Guión: Carlos Asorey y Fernando León. Música: Fernando Sancho. Fotografía: Alfredo Mayo. Dirección artística: Miguel López Pelegrín. Montaje: Julio Peña. Distribuidora cine: Columbia TriStar. Estreno en Madrid: 19-VIII-94 (Albufera, Colombia, Ideal, Liceo, Parquesur, Vaguada y Vergara). Duración: 108 minutos. Género: Comedia. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información