Bloggermania

Críticas de Cine

Jue10242019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Tres vidas y una sola muerte

Trois vies et une seule mort

Recital del tristemente fallecido Marcello Mastroianni, que da vida en tragicomedia parisina a tres personajes diferentes. El primero es Mateo, un extraño viajante de comercio que sale a por tabaco, se traslada a vivir a una casa cercana, permanece encerrado en ella veinte años y finalmente regresa a su primer hogar con su amada mujer, que aún le espera. El segundo es Georges, un famoso y rico profesor de Antropología negativa en la Sorbona, que cae en la mendicidad, se hace pasar por mayordomo —en beneficio de una joven pareja de novios— y se enamora de una maestra. Y el tercero es Luc, un importante hombre de negocios que, para justificar ciertas operaciones financieras, se inventa una familia en el extranjero; familia que, al cabo de un tiempo, se torna real y anuncia su venida. La historia de estos tres peculiares sujetos se entremezclan en una trama cada vez más complicada y delirante.

La película podría haberse planteado como una colección de estampas costumbristas deformadas por el singular surrealismo de su autor. Esto hubiera hecho más asequible su asimilación. Pero, el cineasta chileno Raoul Ruiz (L’exode, Fado majeur et mineur, Genealogía de un crimen), exiliado en Francia desde hace años, lo ha planteado de otra manera. Como él mismo ha señalado, esas tres historias se refieren a un sólo hombre, "afligido por el síndrome conocido como personalidad múltiple. Y, si bien dispone de —al menos— tres vidas, nada más tiene una muerte, como todo el mundo. Una muerte en este caso trágica..., porque no se puede vivir varias vidas con total impunidad". Pues bueno. Si ya es difícil aclararse con esta idea, detallada por escrito, es fácil imaginar lo que cuesta enterarse de su plasmación visual. Uno se queda con un montón de confusas declaraciones pretenciosas, puestas en boca de unos personajes extraños y amorales, eso sí, todos ellos muy bien interpretados y rodeados de una sugestiva y a veces divertida atmósfera de irrealidad, o de realismo mágico, visualmente muy vistosa.

En cualquier caso, de no ser por la poderosa y oxigenante presencia del fallecido Marcello Mastroianni, y por su apabullante despliegue de registros interpretativos, sería muy difícil soportar las dos horas de este críptico experimento. J.J.M.

Director: Raoul Ruiz. Intérpretes: Marcello Mastroiani (Mateo Strano / Georges Vickers / El Mayordo-mo / Luc Allamand), Ana Galienna (Tania), Marisa Paredes (Martin), Melvil Poupaud (Martin), Arielle Dombasle (Elena), Féodor Atkine (André), Jean-Yves Gautier (Mario), Jacques Pieiller (El marido de Tania). País: Francia-Portugal. Año: 1995. Producción: Paulo Branco, para Gemini Films, La Sept Cinema y Mandragoa Filmes, con la participación de Canal +. Guión: Raoul Ruiz y Pascal Bonitzer. Música: Jorge Arriagada. Fotografía: Laurent Machuel. Dirección artística: Luc Chalon. Montaje: Rodolfo Wedeles. Estreno en Madrid: 17-I-97. Distribuidora cine: Lauren Films. Distribuidora vídeo: Lauren Films. Duración: 123 minutos. Género: Comedia surrealista. Público apropiado: Adultos. Contenidos específicos: V S D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información