Bloggermania

Críticas de Cine

Jue06042020

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

Terminator 3: La rebelión de las máquinas

Terminator 3: The Rise of the Machines

Por si alguien no conoce la historia, la voz en off de John Connor la recuerda al principio: un terminator —robot androide enviado desde el futuro— intentó matarlo antes de nacer; y doce años más tarde vinieron dos terminators, uno para matarlo y otro para protegerlo. La historia actual transcurre pasados otros doce años. John Connor, muy desmejorado por las pesadillas sobre el futuro, el alcohol y las drogas, recibe una vez más la visita de dos terminators. El que quiere matarlo es un T-X, la máquina más destructiva que se pueda pensar, y tiene forma femenina. El encargado de protegerlo será un viejo modelo, idéntico a aquellos que aparecieron en las dos primeras entregas de la serie, al que el líder del futuro se apega por nostalgia. La película sigue los senderos de Terminator 2, y convierte la ciencia ficción en una película de acción, numerosas peleas y persecuciones espectaculares, aliñadas con algún curioso diálogo, divertido a fuer de ingenuo, entre Arnold y los humanos.

Conviene decir que Terminator 3 reconoce en todo momento sus límites y pretensiones. A diferencia de las dos primeras partes, no hace ciencia ficción propiamente dicha. Y a diferencia de la segunda, tampoco pretende dar un vuelco a los efectos especiales y visuales. Para no defraudar al público, Jonathan Mostow (Breakdown, U-571) —que no es James Cameron pero sí un artesano de raza—, ha cuidado la puesta en escena, ha impuesto un ritmo trepidante a la película y, con la complicidad de los guionistas, ha multiplicado los guiños a Terminator 2.

Se puede echar en falta una conclusión, se pueden reprochar las dos concesiones exhibicionistas y la falta de profundidad de sus temas de ciencia ficción, se pueden descubrir incluso fallos de guión. También puede uno preguntarse por qué no mejoran al terminator bueno para enfrentarse convenientemente con los nuevos modelos enemigos; de hecho, el espectador teme que la joven rubia, sin despeinarse, acabe con el viejo terminator a las primeras de cambio. Además, siempre quedará la duda de qué habría sido esta película en manos de su director original. Por todo esto, esta tercera entrega resulta menos atractiva que las anteriores. Sin embargo, estamos ante un trabajo bien hecho, con alguna secuencia memorable, que redime a Schwarzenegger de la horrible Daños colaterales, y que será, sin duda, uno de los éxitos del verano. F.G.-D.

Director: Jonathan Mostow. Intérpretes: Arnold Schwarzenegger (Terminator), Kristanna Loken (T-X), Nick Stahl (John Connor), Claire Danes (Kate Brewster), David Andrews (Robert Brewter), Alana Curry (Novia de Bill). País: Estados Unidos. Año: 2003. Producción: Mario F. Kassar, Andrew G. Vajna, Joel B. Michaels, Hal Liberman y Colin Wilson para Intermedia, IMF, C2 y Mostow-Liberman. Argumento: Una historia de John Brancato, Michael Ferris y Tedi Sarafian. Guión: John Brancato y Michael Ferris. Música: Marco Beltrani. Fotografía: Don Burgess. Dirección artística: Jeff Mann. Montaje: Nel Travis y y Nicolas de Toth. Estreno en Madrid: 30-VII-03. Distribuidora cine y vídeo: Columbia TriStar. Duración: 103 minutos. Género: Ciencia-ficción. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V+ S+ D F.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información