Bloggermania

Críticas de Cine

Jue09192019

Last updateLun, 24 Jun 2019 2am

U-571

U-571

1941. Los aliados están perdiendo la batalla del Atlántico. Los U-boats (submarinos) alemanes hunden todo barco enemigo que surca el océano, y están a punto de cortar la línea de suministros que une Estados Unidos con Inglaterra. Un submarino norteamericano al mando del capitán Dahlgren (Bill Paxton) debe abordar a un submarino alemán y capturar una de sus famosas codificadoras Enigma. Con ella podrán localizar los U-boats germanos y cambiar el curso de la guerra.

Dentro del género bélico, el cine de submarinos tiene un esquema que se repite con regularidad. Las historias se articulan en torno a una operación singular. La convención empieza por una fiesta, una boda en el caso de U-571, antes de recibir la orden de embarcarse y descubrir la misión que les exigirá dar la vida por su patria. Jonathan Mostow (Breakdown) ha escrito un guión convencional, abrillantado por la espectacularidad de una moderna puesta en escena. La tecnología actual permite dar a la acción unos giros impensables hace unos pocos años. En el caso de U-571 no se ha limitado a aprovechar nuevos medios técnicos para filmar una vieja historia, sino que ha inventado una historia a la medida de las posibilidades técnicas disponibles en el Hollywood de hoy. Una historia convencional de submarinos sabría a poco. El guión tiene elementos que bastarían para llenar dos películas de comandos, asaltos en la noche, batallas pequeñas, medianas y grandes, etc. La historia central, por supuesto, es falsa. La codificadora Enigma fue recuperada por las tropas de tierra británicas.

U-571 reconoce abiertamente sus deudas con El submarino, de Wolfgang Petersen (1981), y con Duelo en el Atlántico, de Dick Powell (1957). Sus grandes momentos son herederos de estas dos cintas. No solo al reflejar el ambiente claustrofóbico sino, muy particularmente, por su planteamiento colectivo. Los conflictos personales, de celos y disciplina, no interesan demasiado, aunque hay que reconocer el buen trabajo de actores como Harvey Keitel o Matthew McConaughey, e incluso del cantante Jon Bon Jovi, que ya empieza a ser habitual en la gran pantalla. Pero cuando está en juego el submarino, y su tripulación reacciona como un único organismo, la historia cobra fuerza.

Un buen entretenimiento, en definitiva, que muestra las posibilidades del cine actual, gracias al buen uso de la tecnología moderna, y que confirma que la técnica no suple, sino que completa, a un guión. F.G.-D.

Director: Jonathan Mostow. Intérpretes: Matthew McConaughey (Teniente de navío Andrew Tyler), Bill Paxton (Capitán de corbeta Mike Dahlgren), Harvey Keitel (Jefe Klough), Jon Bon Jovi (Teniente de navío Pete Emmett), Jake Weber (Teniente de navío Hirsch), David Keith (Comandante de marines Coonan), Matthew Settl (Alférez Larson), Thomas Kretschmann (Comandante Wassner). País: Estados Unidos. Año: 1999. Producción: Dino De Laurentis y Martha De Laurentis, para Studio Canal y Universal Pictures en asociación con Dino De Laurentis. Argumento: Jonathan Mostow. Guión: Jonathan Mostow, Sam Mpntgomery y David Ayer. Editorial: Punto de Lectura. Música: Richard Marvin. Fotografía: Oliver Wood. Dirección artística: Wm Lado Skinner y Gotz Weidner. Montaje: Wayne Wahrman. Estreno en Madrid: 15-IX-00. Distribuidora cine: Lauren Films. Distribuidora vídeo: Lauren Films. Duración: 115 minutos. Género: Bélica. Temas de cinefórum: II Guerra Mundial. Submarinos. Heroicidad. Premios principales: Candidaturas a los Oscars 2000 al mejor sonido y montaje de sonido. Público adecuado: Jóvenes. Contenidos especiales: V.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información