Bloggermania

Críticas de Cine

Mié11222017

Last updateMié, 22 Nov 2017 1am

Armageddon

Armageddon

Un enorme asteroide va a chocar contra la Tierra; la NASA calcula que no habrá supervivientes. Sólo quedan 18 días para el Armageddon, el día del fin del mundo según la Biblia. Existe una remota posibilidad de evitar la tragedia: llevar una tripulación al asteroide y destruirlo desde dentro. Ésta es la misión que la NASA encomienda a Bruce Willis y a su equipo, expertos en perforación petrolífera, no astronautas. Se han convertido en el puñado de elegidos para salvar el planeta.

Armageddon se estrena cuando Deep Impact, de argumento muy similar, todavía está en cartelera. Michael Bay, especialista en películas de acción con ritmo trepidante (Dos policías rebeldes, La Roca), reduce al máximo otras posibles subtramas dramáticas y se centra en la trama de acción de la preparación del equipo y de su viaje al espacio para destruir el asteroide; de modo que cada vez que la acción central se frena, la historia languidece. Hay muchos e impactantes efectos especiales, pero no evitan una cierta decepción; el equipo y el propio argumento de Armageddon daban para más. Y es que el guión es idéntico, en todos sus detalles, al de otras mil películas de catástrofes, y no perdona ningún estereotipo, incluido el cosmonauta ruso que se añade a la expedición estadounidense para aportar un contrapunto cómico.

Armageddon quiere ser políticamente correcta. Así, ante el peligro que amenaza a la Tierra, el Presidente de Estados Unidos habla a toda la humanidad, anuncia el inminente desastre y pide oraciones... Y, en efecto, todos los líderes religiosos del mundo aparecen rezando en iglesias, templos, mezquitas... Pero, al mismo tiempo, los héroes son personas desequilibradas: Harry está obsesionado con su trabajo, su mujer le ha abandonado, y su hija —que vive un tórrido romance con un joven subordinado— está a punto de marcharse también; Dan no ha visto a su hijo desde el día en que nació, cuatro años antes; otros cuantos pasan su última noche en la Tierra en un burdel... Esta premeditada mezcla de sensiblería humanitaria y hedonismo radical, además de que resulta artificiosa y cargante, propicia varias escenas groseras, impropias de una película pensada para todos los públicos. F.G.-D.

Director: Michael Bay. Intérpretes: Bruce Willis (Harry Stamper), Ben Affleck (A.J.), Billy Bob Thornton (Dan Truman), Liv Tyler (Grace Stamper), Will Patton (Chick Chapple), Steve Buscemi (Rockhound), Peter Stormare (Lev), William Fichtner (Coronel Sharp). País: Estados Unidoos. Año: 1998. Producción: Jerry Bruckheimer, Gale Anne Hurd y Michael Bay, para Jerry Bruckheimer en asociación con Valhalla Motion Pictures. Presentada por: Touchstone Pictures. Argumento: Una historia de Robert Roy Pool y Jonathan Hensleigh, adaptada por Tony Gilroy y Shane Salerno. Guión: Jonathan Hensleigh y J.J. Abrams. Música: Trevor Rabin. B.S.O.: Columbia-Sony Music. Fotografía: John Schwartzman. Dirección artística: Michael White. Montaje: Mark Goldblatt. Estreno en Madrid: 17-VII-98. Distribuidora cine: Buena Vista. Distribuidora vídeo: Touchstone. Duración: 150 minutos. Género: Acción catastrofista. Público apropiado: Jóvenes. Contenidos específicos: V S+ D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información