Bloggermania

Críticas de Cine

Sáb04292017

Last updateSáb, 29 Abr 2017 2am

Kung Fu Sion

Gong fu

Durante el caos prerrevolucionario chino de los años 40, Sing, un delincuente de poca monta, chapucero y bravucón, está decidido a hacer algo grande que le proporcione el prestigio necesario para entrar en el Axe Gang, uno de los clanes mafiosos más importantes de China. Sing se pone manos a la obra, que no es otra que extorsionar a los pintoresquísimos vecinos de una manzana de bloques de apartamentos de un suburbio de Shanghai. Pronto descubrirá que la comunidad de vecinos es bastante singular. La banda Axe Gang acude a la zona para poner las cosas en su sitio y dejar claro que nadie se opone al Axe Gan sin sufrir las terribles consecuencias.

Leer más: Kung Fu Sion

Kika

Kika

La fórmula del postmodernismo kitsch –por llamarlo de algún modo– ha llegado a su punto de saturación. Se puede conceder que le ha salido alguna escena graciosa al modo de Mujeres al borde de un ataque de nervios, unas pocas situaciones desmesuradas, brillantes, al modo de Tacones lejanos o Átame. Pero ya no da más de sí: ni ha sabido ver ni decir mejor, sino peor.

El guión parece mal trabajado, perdido... En un precipitado intento de atraer sin saber cómo, acumula ordinarieces y vulgaridades; y lo viste todo de lujo, como si hubiera olvidado que "aunque la mona...". Alguien dijo con acierto que la otra cara de la superficialidad es la desesperación: se le ha agotado a Almodóvar la falsa risa.— P.A.U.

Leer más: Kika

K-PAX. Un universo aparte

K-PAX

Nunca ha sido fácil delimitar con criterios objetivos lo almibarado de lo legítimamente emotivo. Al fin y al cabo, los sentimientos varían un abismo de una persona a otra, y a menudo se activan mejor cuando se juega con ellos en la frontera con la cursilería empalagosa que cuando se hace en los límites con la frialdad cerebral. Esta cuestión se plantea de nuevo al analizar K-PAX, la última y discutida película del inglés Iain Softley, autor hasta ahora de dos productos mediocres —Backbeat y Hackers, piratas informáticos— y de una estimable adaptación de Las alas de la paloma, de Henry James. Para unos, K-PAX es un pastelón insustancial; para otros, una película conmovedora. Como tantas veces, quizá la verdad esté en el justo medio.

Leer más: K-PAX. Un universo aparte

K-19

K-19. The Widowmaker

A la espera de que cuaje la cuarta entrega de Indiana Jones, el ya sesentón Harrison Ford intenta mantener su caché y popularidad con K-19. The Widomaker, espectacular superproducción bélica de la que es protagonista y productor ejecutivo. Con ella logra su mejor película Kathryn Bigelow, directora de films interesantes pero toscos, como Acero azul, Le llaman Bodhi, Días extraños o El peso del agua.

Leer más: K-19

Kate & Leopold

Kate & Leopold

A estas alturas, casi nadie espera grandes sorpresas de las películas protagonizadas por la actriz Meg Ryan. A pesar de que también ha demostrado con creces su capacidad para el drama, desde hace años se ha especializado en comedias románticas de estilo clásico y tono amable. Otra de esas películas es Kate & Leopold, que añade a la fórmula conven-cional un sugestivo toque fantástico y un lúcido elogio de las buenas maneras.

Leer más: Kate & Leopold

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información