Bloggermania

Críticas de Cine

Lun12182017

Last updateDom, 17 Dic 2017 1am

Matrix Revolutions

Matrix Revolutions

Matrix Revolutions confirma lo que ya nos hizo sospechar Matrix Reloaded: ambas películas sobran. Matrix, film iniciador de la saga, era en realidad el principio y el final. Hizo historia en el campo de los efectos especiales, y supo plantear un puñado de cuestiones interesantes, que le conceden un puesto relevante en el cine de la ciencia ficción: el mundo de apariencias en que podemos vivir, la rebelión de las máquinas, la necesidad de ser salvados, el Elegido, mesías de reminiscencias judeocristianas... Pero cuesta creer a los hermanos Wachowski cuando afirman que siempre tuvieron la idea de una trilogía. Porque la segunda y la tercera entrega nacen con una herida de muerte: no tienen nada de entidad que aportar, en el ámbito argumental. Son, eso sí, películas entretenidas, bien rodadas, con espectaculares escenas de acción. En la que nos ocupa, destacan la invasión de los centinelas, con engendros mecánicos de rara perfección, y el combate final bajo la lluvia, entre Neo y el agente Smith, de proporciones épicas. Pero cuando estos films tratan de explorar nuevos territorios, detallar ese mundo futurista, patinan. Se deslizan por el resbaladizo suelo de la jerga informática, algo que quizá agrade a los adictos a las nuevas tecnologías, pero que nada dice, ciertamente, acerca de la realidad del hombre, del sentido de su vida. Otro problema que presentan es la frialdad de los personajes. Lo que funciona en la primera parte, aquí no lo hace tanto: Neo, Trinity y compañía son ya viejos conocidos, queremos saber más de ellos. Su hermetismo, sin embargo, nos niega su amistad.

Llegados a este punto, ¿qué noveades aporta esta entrega final? Los peligros de aniquilación siguen acechando a la ciudad de los rebeldes, última esperanza para la humanidad. El virus informático del agente Smith continúa pululando, multiplicado por mil, y apareciendo en los lugares más insospechados. El hamletiano Neo duda, sin saber qué hacer, y el Oráculo no aclara las cosas. La enamorada Trinity cuida, por supuesto, de su amado. Y así discurren las cosas, con alguna novedad, como la existencia de una especie de limbo entre la realidad y Matrix; el concepto recuperado de sacrificio, decisivo en el cumplimiento de la misión del Elegido; la bidireccionalidad entre lo real y lo virtual, los deseos de existir de verdad, que pueden tener los personajes que se mueven en el segundo entorno; la alianza con las máquinas para luchar contra el software corruptor... Un batiburrillo de conceptos, más o menos ingenioso como rompecabezas, pero que palidece ante la coherencia del film original. J.M.A.

Director: Andy Wachowski, Larry Wachowski. Intérpretes: Keanu Reeves (Neo), Laurence Fishburne (Morpheus), Carrie-Anne Moss (Trinity), Hugo Weaving (Agente Smith), Jada Pinkett Smith (Niobe). País: Estados Unidos. Año: 2003. Producción: Joel Silver y Grant Hill, para Silver Pictures y Village Roadshow. Presentada por: Warner Bros. Guión: Andy Wachowski, Larry Wachowskiv. Música: Don Davis. Fotografía: Bill Pope. Dirección artística: Jules Cook, Mark W. Mansbridge, Catherine Mansill y Charlie Revall. Montaje: Zach Staenberg. Estreno en Madrid: 05-XI-03. Distribuidora cine: Warner. Distribuidora en vídeo y DVD: Warner. Duración: 129 minutos. Género: Ciencia ficción. Público adecuado: Jóvenes-adultos. Contenidos especiales: V.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información