Bloggermania

Críticas de Cine

Dom03262017

Last updateDom, 26 Mar 2017 1am

Ni uno menos

Yi ge dou bu neng shao / Not One Less

Aunque parezca increíble, Sorgo Rojo, la primera película de Zhang Yimou (Xian, China, 1950) es de 1988. Después vinieron La linterna roja (1991), Qiu Ju, una mujer china (1992), Vivir (1994), La joya de Shanghai (1995) y Keep Cool (1996). Por tanto, Yimou dirigió su primera película con 38 años, después de lograr con gran esfuerzo ser admitido a los 27 años —5 más del límite establecido— en la Academia de Cine de Beijing, el Pekín de toda la vida. Ni uno menos (1998) ganadora del León de Oro en Venecia, es anterior a El camino a casa (1999).

Leer más: Ni uno menos

Najda

Najda

Colaborador como guionista de algunos directores famosos, como Wim Wenders, y en films comerciales como Twister, Michael Almereyda ha dirigido Another Girl Another Planet; consiguió la financiación para hacer Najda de David Lynch, que interviene con un fugaz papel en ella.

Leer más: Najda

Ni un pelo de tonto

Nobody’s Fool

Paul Newman es uno de los pocos supervivientes del viejo star-system y uno de los actores más queridos en Hollywood. Después de una larga serie de papeles insípidos, Ni un pelo de tonto le ha brindado la oportunidad de volver a demostrar la amplitud de sus recursos. Su interpretación en esta divertida y profunda comedia dramática le valió el Oso de Plata en el Festival de Berlín de 1994, los Premios de la Crítica de Nueva York y de la Asociación de Críticos Americanos, y sendas nominaciones al Globo de Oro y al Oscar.

Leer más: Ni un pelo de tonto

Novo

Novo 

Graham sufre una enfermedad conocida como MCP (Memoria a corto plazo). Es incapaz de recordar los acontecimientos recientes por más de diez minutos. Trabaja en una agencia de publicidad, cuya dueña le utiliza como objeto de su deseo sexual. Pero Graham acaba fijándose en una compañera de trabajo, de la que debido a su enfermedad, cada vez que la ve se vuelve a enamorar.

Leer más: Novo

Nubes pasajeras

Kauas pilvet karkaavat

Esta película de Aki Kaurismäki (La chica de la fábrica de cerillas, Me casé con un asesino, La vida de Bohemia) es muy propia del cine del Norte, frío, triste, aunque con un constante sentido del humor. Es el típico cine de autor, minimalista, de tempo lento, sostenido en las imágenes más que en las palabras, exigente. Cine también de actores, con una interpretación casi muda —por la parquedad de los diálogos— y, por tanto, gestual. Cine, en fin, de artista.

Leer más: Nubes pasajeras

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información