Bloggermania

Críticas de Cine

Mié10182017

Last updateMié, 18 Oct 2017 2am

800 balas

800 balas

Después de fracasar con Muertos de risa y de recuperarse con La comunidad, el director y guionista Álex de la Iglesia debuta como productor en 800 balas, su sexto largometraje. Se trata de un grueso y aparatoso homenaje al veterano actor Sancho Gracia y a todos los especialistas de cine que hicieron posible los spaghetti westerns rodados en Almería hace décadas.

El guión sigue los pasos de Carlos, un imaginativo y revoltoso chaval, huérfano de padre e hijo único de una yuppie agresiva que se dedica a la especulación inmobiliaria. Obsesionado por conocer la misteriosa vida de su padre, que fue especialista de cine, Carlos se escapa a Texas-Hollywood, un mugriento poblacho de cartón piedra perdido en mitad del desierto de Almería. Allí, el niño conocerá a su abuelo, Julián, un extra que gozó de prestigio en los años 60 y 70, y que ahora malvive con su troupe de actores de pacotilla, haciendo el indio para los escasos turistas incautos que caen por allá. La llegada del chaval provoca cierta caos y pone al viejo poblado en peligro de extinción.

Gracias a un equipo técnico excelente, la película tiene una brillante factura visual, sonora y musical. En este sentido, el compositor Roque Baños confirma su talento y Álex de la Iglesia vuelve a demostrar su capacidad para rodar escenas de acción. Más discutibles son las interpretaciones, cuyo premeditado histrionismo acaba cansando. En este punto y en las graves arritmias de la trama se hace patente el principal defecto del filme: la carencia de un tono coherente que dé unidad a la acumulación de situaciones esperpénticas. La cosa funciona cuando domina la mirada entrañable e ingenua del niño protagonista o cuando se adopta el humor agridulce de los recuerdos nostálgicos. Pero esos pasajes se rompen a menudo con salidas de tono muy desagradables, marcadas por una violencia absurda, un lenguaje grosero e irreverente, una cargante pose ácrata y un demencial enfoque del sexo, soez, machista y que incluso tontea con la pederastia. Estos ingredientes caducados echan a perder un guiso ya de por sí indigesto, pero que podría haber resultado sabroso. J.J.M.

Director: Álex de la Iglesia. Intérpretes: Sancho Gracia (Julián), Carmen Maura (Laura), Ángel de Andrés López (Cheyene), Eusebio Poncela (Scott), Luis Castro (Carlos), Enrique Martínez (Arrastrado), Luciano Federico (Enterrador), Ramón Barea (Don Mariano), Manuel Tafallé (Manuel), Terele Pávez (Rocío), Gracia Olayo (Juli), Cesareo Estánez (Andrés), Eduardo Gómez (Ahorcado), Eduardo Antuña (Taxista), Berta Ojea (Ángeles), Ane Gabaráin (Jacinta), Yoima Valdés (Sonia), Alfonso Torregrosa (Jefe policía), Juan Viadas (Monitor), Juanjo Legamiz (Camarero). País: España. Año: 2002. Producción: Juanma Pagazaurtandua para Alan Young Pictures, Canal+ España, Etb, Pánico Films y TVE. Guión: Jorge Guerricaechevarría y Álex de la Iglesia. Música: Roque Baños. B.S.O.: Dro East West/Warner Music. Fotografía: Flavio Martínez Labiano. Dirección artística: Arri y Biaffra. Montaje: Alejandro Lázaro. Estreno en Madrid: 18-X-02. Distribuidora cine y vídeo: Warner. Duración: 124 minutos. Género: Comedia. Premios Principales: Premios Goya a los Mejores Efectos Especiales (Juan Ramón Molina, Félix Berges y Rafael Solorzano). Público adecuado: Adultos. Contenidos especiales: V X D.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información